sábado, 15 de enero de 2011

Lionel Messi: la evolución de La Pulga.

La vuelta al blog.

Después de muchísimo tiempo con el blog inactivo, vuelvo por estos fueros para escribir sobre fútbol. Y qué menos que aparecer tras la gala del Balón de Oro en la que estaban presentes tres jugadores de un mismo equipo, el FC Barcelona, representando a la perfección el mejor fútbol que he visto en mi vida. Xavi, Iniesta y Messi.

En esta entrada me centraré en Lionel. La historia de su llegada la sabemos todos, y también su debut en el primer equipo. De lo que quizás muchos no seamos conscientes es de la evolución futbolística que ha sufrido este jugador que debutó de la mano de Rikjaard y que hoy día brilla con luz propia de la mano de Pep.

_____________________________________________
Lionel Messi: extremo; Frank Rijkaard (2005-2008).

En sus inicios en el primer equipo del FC Barcelona, Lionel se destapa como un rapidísimo extremo capaz de hacer mella en las mejores defensas de los mejores conjuntos europeos, y si no que se lo pregunten a la Juventus de Turín (Trofeu Gamper, 2005).

Su principal baza futbolística era la conducción del balón en carrera, siendo un jugador sumamente rápido con el balón en los pies y ténicamente magnífico. Un extremo muy distinto al clásico extremo que llegaba hasta la línea de fondo, pues solía entrar hacia el centro a pierna cambiada bien para buscar la combinación o bien para buscar una buena opción de disparo.

No era un goleador, no era un asistente; ni siquiera era un creador de juego. Solamente era un jugador muy desequilibrante que apuntaba muy alto como extremo. De hecho, sus cifras con Rikjaard no eran espectaculares: 42 goles en 110 partidos oficiales disputados. Empezó como extremo y terminó como extremo durante todo el período en el que Frank dispuso del jugador argentino. Eso sí, se decía de él en las comparaciones con Cristiano Ronaldo (otro monstruo) que era un jugador incompleto: no tiraba faltas, no remataba de cabeza, no disparaba desde fuera del área, no era fuerte físicamente y "jugando así se le iban a acabar rápido las pilas", decían.

_____________________________________________
Lionel Messi: del extremo al centro; Pep Guardiola (2008-2009).

El cambio llega con Pep, y ha terminado siendo un cambio de unas proporciones tan bestiales que creo que nadie hace 5 años pudo llegar a imaginar dónde iba a llegar este pequeño jugador -la Pulga. Sin embargo, el cambio se hace esperar: en su primera temporada juega fundamentalmente como extremo derecho, aunque empieza a destacar en su "asignatura pendiente", el gol - termina la temporada 2008/2009, la del Triplete, con 38 goles en 51 partidos. Y digo fundamentalmente porque el 2 de Mayo de 2009, en el partido que enfrenta al Real Madrid contra el FC Barcelona y que termina con el resultado de 2-6, Pep hace jugar a Messi de falso delantero centro. Y sale bien, muy bien. Messi se sale, y Pep repite la jugada en los siguientes partidos haciendo jugar al astro argentino en una posición hasta ahora poco vista del crack argentino. Repetirá en la Final de Roma ante el Manchester United, y volverá a destacar en esa posición en la que el argentino se encuentra muy cómodo. El Barça vence en la Final por 2-0 y se proclama Campeón de Europa, logrando así el histórico Triplete.

_____________________________________________
Lionel Messi: falso delantero; Pep Guardiola (2009-2010).

Y esa nueva variante táctica del equipo de Pep se consolida a lo largo de la temporada siguiente, la 2009-2010, en la que Messi disfruta como un niño jugando por el centro. Sus números en la temporada en la que se consigue la Supercopa de España, la Supercopa de Europa, el Mundial de Clubes y la Liga se disparan hasta los 47 goles en 53 partidos, reafirmándose como el goleador que prometía en la 2008-2009 y en el jugador desequilibrante que todos vimos en su época con Rikjaard. Asimismo, en la temporada 2009-2010 se habla de Messi como un 7 (extremo), un 9 (delantero) y un 10 (mediapunta) a la vez: muchísimos registros para un jugador tan joven, al que la gente empieza a ver como un jugador mucho más completo, el mejor jugador del mundo.

_____________________________________________
Lionel Messi: el jugador total; Pep Guardiola (2008-2009).

No obstante, aún no habíamos visto absolutamente nada. El Lionel Messi de la temporada 2008-2009 es inferior al de la temporada 2009-2010, que a la vez es inferior al que estamos viendo en la temporada 2010-2011, en la que lleva 31 goles en 27 partidos y 14 asistencias de gol en otros tantos. Pep ya no le hace jugar como extremo, o como falso delantero, o como mediapunta. Pep simplemente le pone en el campo y él juega como quiere y donde quiere. Es un líbero ofensivo, y ante la extrema dificultad que conlleva jugar con un jugador sin una posición bien definida (es relativamente fácil que se acumulen jugadores en una zona concreta del campo y que se generen desequilibrios tanto ofensivos como defensivos), el equipo responde a la perfección. Juega como interior zurdo y como interior diestro cuando hay que darle salida al cuero, acompañando a Xavi e Iniesta en la creación; como mediapunta cuando es él el que tiene que dar el último pase a sus compañeros; como extremo cuando el equipo necesita generar superioridad en la banda derecha, asociándose con Alves, y como delantero cuando es él el que tiene que asumir el rol goleador para perforar la meta rival tantas veces como el partido lo requiera. Un 6, un 7, un 8, un 9 y un 10 en un mismo jugador. Un todocampista, el jugador más completo que jamás han visto mis ojos.

Y es que si os fijáis, el Barça juega sin una referencia arriba cuando Pep saca la alineación de gala (Valdés, Abidal, Piqué, Puyol, Alves, Busquets, Xavi, Iniesta, Pedro, Villa y Messi). Es un 4-3-2 + Messi, con sus correspondientes variantes tácticas (3-5-2 jugando los laterales como alas en el centro del campo y el pivote como central, abriéndose los centrales; 4-5-1 jugando con Keita y Pedro abiertos y con Iniesta como mediapunta habitual, etc.). Es una alineación en la que se juega con el pivote y los dos interiores y arriba dos extremos abriendo el campo. ¿Y Messi? Messi cubriendo toda la zona ofensiva ocupando todos los espacios. Juega en armonía con Xavi e Iniesta, y está en el lugar adecuado en el momento preciso ya sea para asistir o para marcar. El futuro es suyo, si él quiere. Porque a día de hoy no hay nadie que pueda hacerle sombra, aunque los registros de Ronaldo también sean propios de un extraterrestre.

_____________________________________________
Lionel Messi: el futuro.

Si la temporada 2005-2006 nos explican que al cabo de 2 años el FC Barcelona iba a estar inmerso en una debacle futbolística, no nos lo creemos. Si hace 5 años nos dicen que Ronaldinho iba a ser traspasado al AC Milan por 20 millones de euros más variables debido a su bajo rendimiento ofrecido y a la necesidad de un cambio de ciclo, no nos lo creemos. Pues bien, no creo que le pase lo mismo a Lionel, pero no está de más saber que "en el fútbol todo puede pasar". Y no creo que le pase lo mismo tanto por el ambiente familiar, como por el ambiente en el vestuario (mandan los de la casa, y los de la casa se dejan la piel en el campo porque sienten los colores), como por la figura del magnífico entrenador de este equipazo.

El caso es que si todo va bien, tenemos Messi para rato porque el chico sólo tiene 23 años. Veintitrés. Se suele decir que la madurez futbolística la logran los jugadores a los 28-30 años, y sólo pensarlo se me ponen los pelos de punta. Él mismo ha destrozado en el campo los argumentos de aquellos que defendían que "iban a acabársele las pilas" porque "es un jugador que depende mucho de la velocidad". Y, sinceramente, ninguno de nosotros sabe dónde está su techo; ni él mismo lo sabe. Mi apuesta personal es que seguirá evolucionando como un todocampista de los jamás vistos en los terrenos de juego, y que cuando alcance la madurez futbolística alrededor de los 30 años, estará jugando como interior. Quizás sea una apuesta demasiado atrevida o demasiado lejana, pero mi opinión personal es que Messi va a ser el sustituto de un Xavi al que ningún otro jugador que no sea el argentino va a poder ni siquiera acercársele a nivel de creatividad en el juego. Habrá que ver.

_____________________________________________
Lionel Messi, la conclusión.

El jugador que otrora empezara como extremo -y al que muchos le colgaron el lastre de jugador incompleto- y que evolucionó catando la posición del falso delantero centro y del mediapunta unos años después, es ahora el jugador más completo que existe en el mundo del fútbol, y el más completo que han visto mis jóvenes ojos. Lionel Messi vive en un idilio con el gol, pero es que además es el máximo asistente de un equipo que está llamado a hacer historia. Tiene 23 años y acumula 2 Balones de Oro, y el futuro que le espera es esperanzador si nada ni nadie trunca si trayectoria profesional. Su futuro, si ligado al Barça, le depara el fútbol preciso y precioso del interior que heredará del mejor centrocampista creador de todos los tiempos. Está llamado a ser presente y futuro de un conjunto destinado al éxito.

Lionel es, probablemente, el jugador que con tanta impaciencia ha estado esperando el Fútbol para poder ofrecerle su trono. Es el jugador destinado a ser la esencia de un deporte cuyos valores parecen no estar perdidos del todo. Un jugador al que marcar una época se le quedará pequeño, porque está destinado a marcar la historia de este deporte.


Gerard Caelles, Balón Raso.


Si os gusta el blog, os animo a que os unáis a la página de Facebook: http://www.facebook.com/pages/Blog-Bal%C3%B3n-Raso/103481106405760

2 comentarios:

  1. Haznos un resumen, que te debes dejar las yemas de los dedos.

    ResponderEliminar
  2. Échale un ojo a la conclusión ;)

    ResponderEliminar